LEGISLACIÓN: PLANTAS MAESTRAS


La Ayahuasca es legal en España

 

 

liana

INFORME PERICIAL SOBRE LA AYAHUASCA

La mayoría de noticias aparecidas recientemente en los medios de comunicación y relacionadas con detenciones, afirman que la ayahuasca es una droga ilegal en España, lo cual, como se detalla y justifica en el presente escrito, es falso. No solo es legal en España sino en todos los países que se rigen por las Convenciones y acuerdos de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), salvo legislación específica de algún país.

De acuerdo a las indicaciones de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), la ayahuasca –preparado vegetal de uso milenario entre los pueblos indígenas sudamericanos– ni es, ni debe ser considerada una vía de elaboración de dimetiltriptamina (DMT), substancia que se produce de forma natural en la mayoría de seres vivos, incluyendo los humanos, y cuya elaboración sintética sí está prohibida por la JIFE, según figura en la Lista I de sustancias sicotrópicas sometidas a fiscalización internacional, de conformidad con el Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971, y publicado en la Lista Verde de la JIFE, mayo de 2010.

Así pues, según la legislación internacional y a la española, dado que España se rige por los Convenios internacionales, la ayahuasca no es jurídicamente una droga fiscalizada.

 

El malentendido legal que actualmente pesa sobre la ayahuasca (ver más adelante los aspectos estrictamente relacionados con jurisprudencia) proviene de las plantas que aportan DMT a la mixtura. La producción y comercio de la substancia psicoactiva químicamente conocida como dimetiltriptamina (DMT), está prohibida por el Convenio sobre Substancias Sicotrópicas de las Naciones Unidas, de 1971, figurando en la Lista Verde de la JIFE con el código PD-004. Pero dado que la DMT es una substancia profusamente extendida en la naturaleza, la JIFE ha fijado la cantidad porcentual de DMT que un preparado debe contener para considerarse prohibido, muy por encima del porcentaje en que aparece en estado natural (para conocer el Funcionamiento del Sistema de Fiscalización Internacional de Drogas, texto oficial de la JIFE en su edición de 2010, ver [2] ).

Por ello, en el informe de la JIFE del 2010 sobre la situación de las drogas en el mundo, en el punto 284 se explicita una serie de plantas y preparados herbales tales como la ayahuasca, la planta de la iboga, el peyote, los hongos psilocíbicos y otros que “no están sometidas a fiscalización en virtud del Convenio de 1971 ni con la Convención de 1988”, y así lo ha repetido la JIFE en un escrito remitido a D. Loenen, Dir. de ICEERS, con fecha del 1 de junio de 2010, firmado por J. Lucas, secretario de la JIFE.

En referencia al Código Penal español, en el Art. 368 se dice que penará con cárcel a quienes trafiquen con “drogas tóxicas, estupefacientes o psicotropos”. Por tanto, lo que hay que saber es si, en el Código Penal español la ayahuasca se considera droga, estupefaciente o psicotropo. Esta misma Ley dice que se consideran estupefacientes las sustancias incluidas en las listas anexas a la Convención de Viena de 1961 sobre estupefacientes: en esta lista no aparece la ayahuasca (para consulta de la página oficial, ver [3]).

sanpedrorebanado

Además de las substancias citadas en la Lista I de 1961, hay otra lista anexa, la Lista Verde de la JIFE, publicada en mayo de 2010, que se añade a la anterior de conformidad con el Convenio de Viena de 1971 sobre psicotropos. En la lista de 1971 tampoco aparece la ayahuasca (para consulta de la página oficial, ver [4]).

Así pues, en ninguna de las listas de substancias fiscalizadas internacionalmente aparece la ayahuasca, separando clara y legalmente esta mixtura vegetal de la substancia denominada químicamente DMT, que sí está fiscalizada.

Por otro lado, el Art. 2 del Convenio de 1971 sobre psicotropos dice: “Salvo indicación expresa en contrario o que el contexto exija otra interpretación, los siguientes términos de este Convenio tendrán el significado que seguidamente se indica: e) Por “sustancia sicotrópica” se entiende cualquier sustancia, natural o sintética, o cualquier material natural de la Lista I, II, III o IV”, y en ninguna de ellas aparece la ayahuasca.

Por su lado, y ante diversas consultas que le han sido realizadas, la JIFE ha hecho varias indicaciones expresas numerando las plantas que no están incluidas en las listas del Convenio de 1971 sobre psicotropos prohibidos, y repitiendo que las únicas plantas fiscalizadas son las incluidas en la convención de 1961 sobre estupefaciente: la cannabis, la dormidera y la coca.

En el Cap. II, Apartado 6 (“Materiales vegetales que contienen sustancias psicoactivas”), parágrafo 284 y 285, pág. 51 y 52 del Informe anual de la JIFE del año 2010, publicado el 2 de marzo de 2011, se mencionan las plantas que contienen sustancias psicoactivas de uso tradicional pero que no afectan la salud pública y no están fiscalizadas. Textualmente la JIFE dice:

  1. (…). De conformidad con la Convención de 1961 y de esa Convención enmendada por Protocolo de 1972, las plantas que son fuente de estupefacientes, como la cannabis, la adormidera y el arbusto de coca, están sometidas a medidas de fiscalización específicas. En cambio, aunque algunos ingredientes activos con efectos estimulantes o alucinógenos contenidos en ciertas plantas están sometidas a fiscalización en virtud del Convenio de 1971, actualmente no hay ninguna planta fiscalizada de conformidad con ese Convenio ni con la Convención de 1988. Tampoco los preparados (por ejemplo, las decocciones de consumo oral) elaborados a partir de plantas que contienen esos ingredientes activos son objeto de fiscalización internacional.
  2. Algunos ejemplos de estas plantas o materiales vegetales son (…) la ayahuasca, un preparado de plantas originarias de la cuenca del Amazonas, principalmente la Banisteriopsis caapi (una enredadera de la selva) y otra planta rica en triptamina (Psycotria viridis) que contienen varios alcaloides psicoactivos como la DMT; el peyote

 

En consecuencia, e insistiendo en los argumentos legales, la JIFE afirma específicamente que las plantas con DMT, como la la ayahuasca, no están prohibidas en los Convenios internacionales, no están incluidas en las listas anexas de los Convenios citados. Por tanto, y no habiendo una legislación específica en el ordenamiento español, la ayahuasca no es un psicotropo prohibido en España.

themindunleashed-org

A consecuencia de esta legislación internacional, la mayor parte personas españolas y latinoamericanas que últimamente han sido detenidas por la policía y puestas a disposición judicial acusadas de presunto tráfico de drogas por haber recibido ayahuasca por correo, han sido liberadas sin cargo.

 

Por mencionar algunos precedentes que tal vez podrían sentar jurisprudencia:

1) la Audiencia Provincial, Sección Treinta, de Madrid, Juzgado de Instrucción Nº 4 de Majadahonda, con fecha del 5 de mayo de 2011, comunica la sentencia Nº 70/2011 en la que absuelve a Alberto J. Varela de la acusación de atentar contra la salud pública por habérsele incautado una importante cantidad de ayahuasca, yagé en terminología usada en este caso.

2) El juzgado de Instrucción Nº 27 de Barcelona, en funciones de guardia, dictó un Auto con fecha del 18 de enero de 2012, Diligencias de guardia 13323, dejando sin efecto la detención de Fernando Latorre Vázquez acusado de un presunto delito contra la Salud pública y Contrabando, al ser seguido y detenido por la policía cuando recogía unas botellas de ayahuasca provinentes de Sudamérica.

3) Un primer ejemplo fue la sentencia dictada en el cambio de milenio por el Tribunal Central de Instrucción Nº 3 de Madrid, firmada por Dª Mª Teresa Palacios el 20 de octubre de 2000, en que tras revisar los peritajes encargados a la Agencia Española del Medicamento, Minist. de Sanidad y Consumo, y al Instituto Nacional de Toxicología, archivó las actuaciones contra los imputados brasileños como presuntos traficantes de drogas por haber sido detenidos entrando en España varios litros de ayahuasca con un fin religioso, ya que eran miembros de la nueva iglesia del Santo Daime, de origen brasileño y registrada oficialmente en España.

 

 

4) Un último caso, por ser el mas reciente y a pesar de tratarse de un juicio realizado en Chile, país que no cuenta con tradición de consumo de ayahuasca entre sus tradiciones indígenas y que es conocido por su postura fuertemente prohibicionista en cuanto a legislación de psicotropos. El Poder Judicial 4°, Tribunal de juicio oral en lo Penal de Santiago de Chile, en el ACTA DE DELIBERACIÓN- RIT 229-2011 firmada el 20-III-2012 en Santiago de Chile, sostuvo que las dosis de ayahuasca que son comúnmente proporcionadas, y según los peritos consultados, la DMT está presente sólo un 0,05% de la ayahuasca, porcentaje que, por otro lado, tan solo en un 15 o 20% pasa a la circulación sanguínea sistémica, expresando el mencionado Tribunal, que la dosis habitual ayahuasca no es lo mismo que la DMT, sustancia presente en el cuerpo humano y en otros mamíferos. Por ello, se quitaron todas las medidas cautelares interpuestas contra de los acusados a los que absolvieron (magistrado Sra. Geni Morales Espinoza y sentencia comunicada el 28 de marzo de 2012 / RIT N° 229 – 2011 RUC N° 0900858790-3)

Fuente  http://www.onirogenia.com/enteogenos/la-ayahuasca-es-legal-en-espana/

 

 

Tráfico de drogas: artículos 368 y 369 del Código Penal

Dice el artículo 368 del Código Penal que los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratase de sustancias o productos que causen grave daño a la salud (por ejemplo: cocaína, heroína, MDMA, cristal, LSD, etc.), y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos (por ejemplo: hachis, marihuana, etc.).

A la vista del articulo anterior, lo que el legislador NO incluye como delito es el autoconsumo o consumo compartido de darse las circunstancias para ello, ya que, por ejemplo, de consumirse droga en presencia de personas no adictas o no iniciadas en el consumo,  se entenderá como un favorecimiento o facilitación al mismo y la conducta será por tanto típica. Igualmente la cantidad de droga que una persona puede poseer para su consumo está jurisprudencialmente limitada, ya que en este sentido el Tribunal Supremo usa una tabla elaborada por el Instituto Nacional de Toxicología de fecha 18 de octubre de 2001, y de superarse esas cantidades podrá entenderse sin más que la sustancia está preordenada al tráfico, por lo que conducta será igualmente típica. En relación con la tabla mencionada, el  Instituto Nacional de Toxicología mantiene que un consumidor habitual suele adquirir para sí mismo la cantidad necesaria para 5 días, que son las siguientes:

  •  Heroína 3 grs.
    •    Cocaína 7,5 grs.
    •    Marihuana 100 grs.
    •    Hachís 25 grs.
    •    LSD 3 mgrs
    •    Anfetamina 900 mgrs
    •     MDMA                                      1.440                                    mgrs

 

Por otro lado, la sustancia con la que se pretenda traficar tiene que ser capaz de suponer cierto riesgo para la salud pública. En este sentido, el Tribunal Supremo en la sentencia 298/04 de 12 de marzo viene a decir que:  “el objeto del delito debe de tener un limite cuantitativo y cualitativo mínimo, pues el ámbito del tipo no puede ampliarse de forma tan desmesurada que alcance a la transmisión de sustancias que, por su extrema desnaturalización cualitativa o su extrema nimiedad cuantitativa, carezcan de efectos potencialmente dañinos que sirven de fundamento a la prohibición penal”. El Instituto Nacional de Toxicología, tras es el Pleno no Jurisdiccional y para la Unificación de Criterios del Tribunal Supremo de 24 de enero de 2003,  emitió un informe donde se recogen las dosis mínimas psicoativas para seis sustancias, lo supondría el límite entre tipicidad y atipicidad de la conducta. Las sustancias y cantidades en cuestión son las siguientes:

  • heroína 0,66 mg / 0,00066 gr.
  • cocaína 50 mg / 0,05 gr.
  • Hachís 10 mg / 0,01 gr.
  • LSD 20 mg / 0,000005 gr.
  • MDMA (Éxtasis) 20 mg / 0,02 gr.
  • Morfina 2 mg/0,002 gr.

Las cantidades anteriores son solamente referencias, por lo que pueden ser objeto de modificación según el caso concreto, ya que así lo recoge la sentencia del Tribunal Supremo 298/2004 de 12 de marzo : “Ello no impide que la cifra pueda ser cuestionada en cada caso por las partes en enjuiciamientos futuros, aportando en su caso dictámenes periciales contradictorios, ni tampoco priva obviamente a las Salas sentenciadoras de su facultad de valorar dichos informes conforme a las reglas de la sana critica, en un proceso penal que se caracteriza por la vigencia del principio contradictorio”.

kambojhfghf

 

artículo 369, decir que este artículo impone las penas señaladas para el artículo 368 pero en su superior en grado; así para sustancias que causan grave daño la pena será de seis años a nueve años de prisión y su correspondiente multa,  y para las sustancias que no causan grave daño a la salud la  pena será de tres años a cuatro años y medio de prisión además de la multa.

Las circunstancias que contempla el artículo 369 son las siguientes:

  • ª El culpable fuere autoridad, funcionario público, facultativo, trabajador social, docente o educador y obrase en el ejercicio de su cargo, profesión u oficio.
  • ª El culpable participare en otras actividades organizadas o cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del delito.
  • ªLos hechos fueren realizados en establecimientos abiertos al público por los responsables o empleados de los mismos.

En relación a esta circunstancia decir, que el delito solo lo comenten los responsables o empleados; así un cliente que venda drogas en un establecimiento abierto al público no será objeto de esta agravación.

  • ªLas sustancias a que se refiere el artículo anterior se faciliten a menores de 18 años, a disminuidos psíquicos o a personas sometidas a tratamiento de deshabituación o rehabilitación.
  • ª Fuere de notoria importancia la cantidad de las citadas sustancias objeto de las conductas a que se refiere el artículo anterior.

datura

En cuanto a esta agravante, hay que señalar que el Acuerdo del Pleno de la Sala 2ª del Tribunal Supremo de 19 de noviembre de 2001, determina la notoria importancia a partir de las 500 dosis referidas al consumo diario de cada sustancia. Para ello el Instituto Nacional de Toxicología elaboró un informe de fecha 18 de octubre de 2001. Para la determinación de la cantidad se debe tener en cuenta exclusivamente la sustancia estupefaciente o tóxica (porcentaje de pureza), salvo en lo relativo al hachís y derivados.

Algunas cantidades de sustancia estupefaciente en notoria importancia serían las siguientes:
•    Heroína 300 gr.
•    Morfina 1.000 gr.
•    Metadona 120 gr.
•    cocaína 750 gr.
•    Marihuana 10 Kg.
•    hachís 2,5 Kg.
•    Aceite de hachís 300 gr.
•    LSD 300 mg
•    MDMA (éxtasis) 240 gr.
•    Anfetaminas 90 gr.

  • ªLas referidas sustancias se adulteren, manipulen o mezclen entre sí o con otras, incrementando el posible daño a la salud.
  • ªLas conductas descritas en el artículo anterior tengan lugar en centros docentes, en centros, establecimientos o unidades militares, en establecimientos penitenciarios o en centros de deshabituación o rehabilitación, o en sus proximidades.
  • ª El culpable empleare violencia o exhibiere o hiciese uso de armas para cometer el hecho.

Sin se exhaustivos, lo anteriormente expuesto puede servir para hacerse una idea de lo que es el delito de trafico de drogas y como castiga el Código Penal este delito. La línea de defensa en cada caso debe ser estudiada de forma individual y pormenorizada.

Share