SAN PEDRO ( WACHUMA)


SAN PEDRO

 

(Echinopsis pachanoi), conocido también con el nombre de Aguacolla y Wachuma. Es un cactus originario del Perú, es sin duda una de las plantas sagradas más antiguas de América del Sur. La prueba más justa se remonta al año 1300 a.C., es una talla de piedra que se encuentra en un templo de la cultura Chavin, en el norte de Perú. Con la llegada de los Incas se incrementa su uso. Sin embargo, cuando los españoles conquistan América, esta planta fue casi destruida. El San Pedro tiene un uso sagrado y medicinal: nos lleva a conectarnos directamente con lo Divino (Dios) y después nos cura y nos abre la conciencia para el auto-aprendizaje

Efectos:

Los efectos de la mescalina ingerida tardan entre 1.5 y 2.5 horas en subir, duran entre 10-16 horas, y pueden ser descritos como psicodélicos o visionarios. La mescalina suele ser menos visual que otros psicodélicos como el LSD o la ayahuasca, aunque en dosis altas también proporcione visiones. En dosis medias, el efecto visual con los ojos abiertos es más comúnmente descrito como un ‘brillo’ extra en el campo visual, con percepción de patrones geométricos, pero sin percibirse tantos fractales en movimiento y objetos respirando como con otros psicodélicos. Con los ojos cerrados, con dosis medias o altas se pueden ver colores y patrones, o también visiones más realistas como montañas, desiertos, o diferentes formas de vida, entre otros.

Sin embargo, los efectos principales de la mescalina suelen ser en la conciencia, produciendo alteraciones en la forma de pensar, generando una sensación de ‘mirar/pensar desde arriba’, como si uno se volviera más sabio. A través de la introspección, es frecuente que uno piense sobre uno mismo o sobre la vida y pueda tener nuevas realizaciones sobre la existencia.

La percepción musical y artística también es afectada, y es común apreciar la musica (o rechazar el ruido) y potenciar la expresión artística en sus diferentes ramas.

Entre los posibles efectos negativos están la nausea y el llamado ‘mal-viaje’, aunque estos sean menos frecuentes con la mescalina que con otros psicodélicos

Contraindicaciones

  • Está contraindicado su uso en niños, mujeres embarazadas y mujeres en periodo de lactancia.
  • Si se padece algún tipo de trastorno psicológico o se está pasando por una mala racha, ya que aumenta la posibilidad de un mal viaje.
  • Si se ha de conducir o manejar maquinaria peligrosa, o realizar actividades peligrosas.

Precauciones

Tolerancia y consumo habitual: los datos anecdóticos en relación a la mescalina y tolerancia son contradictorios. Algunas personas dicen haber sentido una clara disminución de los efectos de la mescalina al tomarla por días consecutivos, mientras otras dicen no haber sentido ninguna diferencia. Por precaución y para ayudar a la integración de la experiencia, se recomienda esperar por lo menos varios días entre tomas. Como con otras substancias, es muy importante intentar integrar las experiencias de manera constructiva, sin olvidar nuestras vidas diarias y de la importancia de mantener un equilibrio entre la exploración de la conciencia, y nuestra salud física, emocional, intelectual y social, además de las responsabilidades diarias.

Frecuencia de consumo: se recomienda espaciar en el tiempo las ocasiones en que se consume. Tradicionalmente entre los indígenas, la mescalina es utilizada de forma regular, sin causar daños a los usuarios. Sin embargo es importante recordar que el uso tradicional siempre se hace en contextos favorables, cuando hay una comunidad que apoya a todos sus miembros, y cuando hay un trabajo de integración de la experiencia.

La mescalina no causa adicción ni dependencia física.

La mescalina es una substancia físicamente segura, no se conocen casos de muertes directamente relacionados con su consumo, y por lo tanto los riesgos relacionados a sobredosis no son de toxicidad física, sino de posibles accidentes físicos o de dificultades psicológicas.

Consideraciones respecto al “Setting” o ambiente: debe de ser agradable, amigable y seguro.

Consideraciones respecto al “Set” o estado de ánimo: es muy importante que la persona no esté pasando por un mal momento personal, y que inicie la experiencia con una actitud positiva.

No se considera delito el propio consumo, pero en España está sancionada la posesión en la vía pública.

Efectos secundarios

  • Principales efectos secundarios: Náuseas, nerviosismo, ansiedad, frío o calor, efectos visuales que provocan confusión y, en general, los habituales que pueden provocar los alucinógenos.
  • Durante la subida puede aparecer cierta ansiedad y/o confusión. Es importante mantenerse tranquilo ante estas sensaciones (suelen ser pasajeras).
  • En personas con cierta predisposición a trastornos psicológicos (p.ej. con antecedentes familiares) o si se han vivido experiencias traumáticas, aunque sea hace tiempo, el consumo de mescalina puede hacer que se revivan de forma muy desagradable. Esto puede desencadenar episodios de psicosis y disociaciones. Por lo tanto la mescalina es contraindicada para estas personas

 

                                                    PREPARACION SAN PEDRO

 

 

                                          CEREMONIA DE SAN PEDRO

 

                                        REPRODUCCIÓN DE SAN PEDRO

 

 

Share